Qué flores que contagian Varroa

Los ácaros son altamente capaces de infestar foréticamente a las abejas melíferas en busca de alimento.

02/01/2018 | Apicultura

Se presume que los ácaros se diseminan entre la mayoría de las colonias manejadas a través de las abejas forrajeras que montan foréticamente (Forética: aferradas al cuerpo de las abejas) cuando se dedican a robar colonias o se desplazan entre las colmenas. Sin embargo, las colonias silvestres ampliamente espaciadas muestran la infestación de Varroa a pesar de las oportunidades limitadas para robar y la deriva de abejas poco o nada entre las colonias. Ambas colonias, tanto salvajes como manejadas, también pueden intercambiar ácaros a través de otro mecanismo que ha recibido muy poca atención o estudio: la transmisión floral.

A continuación se presenta un estudio desarrollado por David Peck y Michael Smith donde se evaluó la capacidad de los ácaros para infestar los forrajeadores en comederos o flores. Se muestra que los ácaros Varroa son altamente capaces de infestar foreticamente a las abejas melíferas en busca de alimento.

Los ácaros se pueden propagar a través de la población de abejas tanto vertical como horizontalmente. La transmisión vertical se produce cuando las colonias de abejas melíferas echan enjambres reproductivos, y los ácaros se desplazan sobre las abejas enjambre hacia el nuevo sitio de nidificación. En tanto que se cree que la transmisión horizontal de ácaros entre colonias tiene lugar principalmente a través de la deriva de abejas obreras en colonias distintas a la propia, robando reservas de miel de colonias débiles y el movimiento de crías infestadas o abejas por apicultores. Sin embargo, estas vías de transmisión horizontal pueden estar ausentes o reducirse en colonias silvestres aisladas.

Ya hay evidencia de que los ácaros Varroa de vez en cuando terminan en las flores. Los autores especularon que una flor infestada de este tipo colocada en un mercado de flores al aire libre podría permitir la expansión de este ácaro a través de las fronteras internacionales.

Método

Para determinar si los ácaros pueden infestar a las abejas, se colocaron ácaros en flores focales o en un comedero de agua azucarada y se observaron las interacciones de los ácaros con obreras de una colonia de abejas melíferas cercanas visitando estas fuentes de alimentos. Se registraron todas las llegadas y salidas de las abejas, como así también las orientaciones, movimientos e interacciones de los ácaros con las mismas. Se usaron tanto grabaciones de video como observaciones directas para determinar el comportamiento de los ácaros focales y de los recolectores de abejas melíferas durante cada prueba. Los ácaros fueron colocados en la base acanalada del comedero, en la inflorescencia amarilla o el pétalo blanco de una flor de margarita, en las espigas en el centro de una flor de Echinacea o en el pétalo de una flor de equinacea.

De 31 ácaros colocados en el comedero de vidrio, 29 infestaron una abeja. En 12 de las 29 infestaciones (40%), la abeja se preparó de inmediato para desprenderse del parásito, pero en solo tres casos el ácaro fue desalojado con éxito. En consecuencia, 26 de los 31 ácaros (84%) dejaron el comedero unido a una abeja. De 43 ácaros colocados en flores, los 43 infestaron una abeja, y casi todos (41 de 43).

El tiempo promedio que toma un ácaro colocado sobre una flor para infestar a una abeja de forrajeo fue de 119 abejas-segundos (Fig. 2). La infestación más rápida de una flor tomó solo 2 segundos de abeja, mientras que la más larga tomó 840 segundos de abeja.

Aproximadamente la mitad de los ácaros, tanto en el alimentador (59%) como en las flores (49%), requirieron solo un contacto con una abeja antes de infestarlo. El número promedio de contactos entre ácaros antes e incluyendo la infestación en el alimentador y las flores fue 2.1. La mayoría de los contactos de ácaros con cualquier ácaro experimentado fueron 7, la mayoría de los cuales fueron contactos con la garra del tarso de la abeja. De los 22 de 43 ácaros focales en flores que no infestaron a una abeja en el primer contacto, 15 (68%) hicieron contacto con la garra del tarso de la abeja en el primer acercamiento, y luego infestaron la abeja en el siguiente contacto en una parte del cuerpo diferente.

Comportamiento de los ácaros durante y después de la infestación

Combinando datos obtenidos de las observaciones en el comedero y las flores, vimos 74 infestaciones. En 71, observamos el punto de contacto inicial entre abeja y ácaro, y en 58 observamos el ácaro el tiempo suficiente para ver la ubicación en la abeja sobre la cual el ácaro dejó de moverse antes de que el herbicida se fuera. El montaje de las abejas forrajeras por los ácaros fue rápido, y fue seguido inmediatamente por el movimiento desde el sitio del primer contacto a uno de una serie de refugios aparentes en el cuerpo de la abeja.

La mayoría de los contactos iniciales con el tórax y el abdomen de la abeja eran con la superficie ventral, lo que significa que quizás algunas de estas infestaciones observadas primero en el tórax y el abdomen pueden haber comenzado en las patas del forrajeador, que fueron los sitios más comunes del primer contacto entre ácaros.

En cada infestación, las primeras partes del cuerpo del ácaro que entraron en contacto con la abeja eran las patas delanteras extendidas, y en muchos casos se observó que los ácaros se adhieren a un huésped con sus patas delanteras y luego rápidamente voltean su cuerpo invertido para poner el resto de sus piernas en contacto con el anfitrión.

Conclusión

En resumen, los ácaros Varroa destructor son capaces de infestar rápidamente a las abejas melíferas que se alimentan en un comedero o en las flores de varias especies. Estas observaciones revelan que los ácaros pueden montar rápidamente abejas melíferas dedicadas a la alimentación, y que a pesar de los esfuerzos de las abejas por asearse, casi siempre logran que el sitio de forraje siga unido a una abeja. La transferencia de Varroa de la flor a la abeja puede ocurrir en solo 2 segundos de actividad de alimentación en una flor. Todavía no está claro cuán significativo puede ser este modo de transmisión para la propagación de ácaros entre las colonias porque se sabe poco acerca de con qué frecuencia los ácaros terminan en las flores.

Además, se descubrió que el comportamiento del ácaro tras la infestación les permite evadir la defensa de aseo de las abejas, dándoles la oportunidad de viajar a casa con la desventurada abeja hasta el nido de su colonia, donde pueden comenzar a reproducirse.

Se desconoce el éxito de Varroa durante el vuelo de la forrajera al nido, aunque se monitorearon las caídas de ácaros en un radio de un metro alrededor de la fuente de forraje y en todas menos del 14% de ácaros focales fueron recuperados dentro de esta área.

Nuestro uso de los ácaros de una sola colonia de abejas no invalida la conclusión de que los ácaros Varroa tienen la capacidad sensorial y de comportamiento para infestar las abejas devoradoras que se comportan libremente en las flores. La colonia de la cual obtuvimos nuestros ácaros fue seleccionada no por ninguna característica notable de sus ácaros, sino simplemente porque era una colonia cargada de ácaros en nuestro patio de abejas, que era lo suficientemente pequeña como para ser transportada en bote al sitio de estudio. Sin embargo, el hecho de que nuestros ácaros focales y abejas forrajeras provengan de la misma colonia significa que este estudio desatiende los posibles efectos de la adaptación química entre los ácaros y las abejas.

La transferencia floral puede representar una vía importante para la transmisión horizontal de ácaros entre colonias silvestres ampliamente espaciadas. Independientemente de si la transferencia floral de ácaros ocurre o no en la naturaleza, los ácaros que infestan colonias administradas pueden experimentar una mayor virulencia debido a las altas tasas de transmisión horizontal de ácaros desde apiñamiento de abejas a apiarios (que conducen a altas tasas de deriva y robo) y de prácticas de apicultura que pueden facilitar la transmisión de ácaros (como el movimiento de crías de una colonia a otra). La investigación ha demostrado que las colonias estrechamente espaciadas parecen compartir Varroa a través de la deriva o robo de colonias fuertemente infestadas, pero que la propagación Varroa pronunciada no se produce entre las colonias espaciadas más ampliamente, como es típico en la naturaleza. La investigación ha demostrado que las colonias estrechamente espaciadas parecen compartir Varroa a través de la deriva o robo de colonias fuertemente infestadas, pero que la propagación Varroa pronunciada no se produce entre las colonias espaciadas más ampliamente, como es típico en la naturaleza.

Cualquier región libre del parásito debe considerar cuidadosamente tanto el movimiento de las abejas y los productos de las abejas, como también las posibles flores y otros sustratos sobre los cuales Varroa podría sobrevivir el transporte y que posteriormente podrían atraer a los recolectores de abejas melíferas. Incluso las regiones que ya contienen Varroa deben considerar cualquier vía de transmisión horizontal que permita que los ácaros foráneos propaguen los virus locales de las abejas o los genes de resistencia a los acaricidas a las abejas locales. 

Fuente: Portal Apcola

BUSCAR

REDES SOCIALES

Más Vistas

AGRONEGOCIOSPor la demanda china, cae el stock mundial de granos

El crecimiento económico del gigante asiático, que disparó la importación de granos forrajeros como la soja y el maíz, es un punto de inflexión para el agro.

[...]

23/10/2017 16 0

ACTUALIDADLos agrónomos rechazan la prohibición del glifosato

El presidente del Colegio de Profesionales de la Agronomía de Entre Ríos, Gabriel Guiano, aseguró hoy que la polémica por el uso de glifosato es "ideológica y supera lo ambiental".

[...]

05/12/2017 16 0

GANADERIAPedirán que eximan de Ganancias el engorde de novillos

La Mesa de las Carnes le presentará a Macri el lunes una propuesta para incentivar la producción de animales pesados.

[...]

23/10/2017 16 0

ACTUALIDAD85 años de la creación de la Cooperativa La Protectora

En septiembre, la Cooperativa Agrícola Mixta “La Protectora” Ltda. de General Galarza cumple 85 años de su fundación, cuando 56 productores agropecuarios tomaron la decisión de comenzar sus actividades. 

[...]

22/09/2017 16 0

CLIMAQué va a pasar con las lluvias hasta marzo de 2018

Según el especialista en agroclimatología Eduardo Sierra, en enero las lluvias se reducirán, volverán "con bastante fuerza en febrero" y otra vez irán en disminución en marzo próximo. 

[...]

21/12/2017 16 0
Redacción:
Dana Olivera Taleb

Editor General
E-mail: dana@momentodecampo.com.ar

Telefono: 0343 154 689678
Sofía Ponce

Redacción
E-mail: sofia@momentodecampo.com.ar

Telefono: 0343 154 640663
Comercial:
Sofía Ponce

Redacción
E-mail: sofia@momentodecampo.com.ar

Telefono: 0343 154 640663
Web:
Gnosis Software

Diseño y Desarrollo
E-mail: info@gnosissoftware.com.ar

Telefono: 0343 - 4221057